Hay algo…

 

Hay algo, sí, hay algo, que no se puede cambiar, hay algo que no se puede sanar, que no se puede arreglar, siempre hay algo. Cuando tenemos un vaso de vidrio, y lo partimos, hay algo, tenemos algo, ¿ qué tenemos ?, tenemos trozos de vidrio, pero… Luego de eso, ahora, ¿ Qué no tenemos ?, No tenemos un vaso, no tenemos el origen de lo que fue ese algo, lo que en un principio representó. Y ahora la pregunta definitiva, ¿ de que nos sirven esos trozos de vidrio ? ¿ Podemos volver a tener un vaso con ellos ?. No, hipotéticamente no podemos, si los pegamos, no sería un vaso de vidrio, sería un vaso de trozos de vidrio. ¿ Entienden ? Jamás volverá a ser el mismo, con esto quiero decir, que todo lo que se hace, todas las acciones que hagamos, todo lo que digamos en el mundo, tiene una consecuencia, la consecuencia de haber partido ese vaso de vidrio fue drástica ya que sólo obtuvimos vidrio partido, pero en la vida real, ese vidrio partido puede representar muchas cosas, ¿ Una mala relación con tu familia ? ¿ Un corazón roto ?, ¿ Algo de lo que nos arrepentimos eternamente ?. Son muchos los factores que podrían aportar a ello, pero a su vez, es darnos cuenta y medirnos a nosotros mismos, ser pensantes y tener en mente las consecuencias de lo que vayamos a hacer. Hace unos 8 meses conocí a la persona que en ese entonces pensé que fue lo mejor que me paso en la vida, algo esplendido, me hizo sentir como una persona totalmente diferente, alguien nuevo, con nuevas metas, con nuevas cosas en las que pensar, me hizo cambiar completamente, empecé a ser un poco más centrado en mis objetivos, a ponerle más empeño a mis acciones, como dice la gente “si vas a hacer algo, hazlo bien”, pues tome eso como mi lema personal, mi auto motivación, hacer todo bien, porque ahora no pensaba en mi soledad, pensaba en que esa persona representaba algo gigantesco en mi vida, y ser yo, ya no era tan aburrido, ya no era tan triste, ya tenía sentido vivir mi vida, desde ese momento, cobro sentido la vida para mi, supe que se sentía tener a esa persona con la que siempre puedes hablar para sentirte mejor, que no es sólo un amigo, es algo más, es esa persona que conoce todo de ti, te apoya, se ríe contigo, es algo hermoso que jamás en mi vida había sentido antes, por ello fue que cambie a ser una mejor persona. Siempre hablar con esa persona me hizo sentir mejor, asumí mucho por esa persona, sí, pues que importaban los problemas cuando sabes que puedes superarlos con un apoyo, con ese apoyo, no me importo todo lo que consigo podría traer, sé que con mucha fuerza de voluntad podía lograrlo, pues no estaba sólo, muchos sentimientos pasaban sobre mi, todo, excepto la soledad. Recuerdo aquellos horribles días, la pase muy mal, no contaba con gente de mi alrededor, no comía, no podía estudiar, trate de apoyar mis problemas en vicios, no pude, esa persona estaba allí, para cuidar de mi sin darse cuenta, a partir de ese momento, supe que todo lo que sentí antes fue verdad, esa persona era la indicada para mi, me sentía seguro estando con ella, sentía que contaba con alguien al que podía revelarme mi vida, mis secretos, sabía que esa persona jamás me traicionaría. Confié en esa persona mi vida entera que era un desastre, confié en que podría ayudarme. Siempre me sentía pleno estando con esa persona, así que de alguna forma u otra debía expresarle mi sentimiento y agradecimiento por todo, recuerdo aquella noche des trasnocho, no dormí sólo para preparar un regalo, puse todo mi amor y mi cariño, dedicación, esfuerzo, me sentí muy bien haciéndolo, pues siempre nos sentimos bien cuando hacemos algo por una persona amada y querida. Al dárselo, me sentí feliz, sí, feliz, ese sentimiento que muchos tanto añoran, ese sentimiento de plenitud por el que muchos mueren buscando, y les digo, no hay nada que se le comparé, luego de ese día aprendí a ser feliz, solo ver a esa persona sonreír, me hacia feliz, saber que estaba bien, que no había nada que la lastimase, ya me hacía feliz, dormía pensando en esa persona y lo que iba a hacer mañana para volver a sentirme feliz, soñaba con esa persona, me encantaba hacerlo, despertarme pensando en ello, indescriptible. ¿ Pero saben ?, Nada puede ser perfecto, muchos problemas habían, siempre hay algo, hasta que llego el momento, en el que todo se termino, pues sí, hay algo, siempre hay algo, se acabo, me sentí terrible luego de lo que me hicieron, por semanas no pude sentirme bien, las lágrimas fueron mis mejores amigas, no había sonrisa en mi rostro, todo se fue por la borda, mi esfuerzo, mis sueños, mis metas, todo eso por lo que asumí tantos problemas, se largo en un sólo día, me sentí traicionado, sentí ira… odio, todo tipo de sentimientos malignos, venganza, y demás. Pues, lo que viví, no tiene perdón, todas las personas me decían lo mismo, que jamás perdonará, y yo, pues simplemente, ya no sabía que sentir, no sabía como vivir, mi estructura de vida cayo abajo. Fui a tres psicólogos diferentes y aunque siga yendo, siempre era lo mismo, que estoy viviendo duelo, por una perdida, siempre lo mismo, 4 meses han pasado desde ese día, y muchas cosas han cambiando, mi ira se desvaneció, mi sed de venganza despareció, y ahora, me siento sólo, tengo los mejores amigos del mundo, pero desde ese entonces, mi vida no es la misma, cada segundo, cada minuto, cada hora, cada día, pienso en esa persona, en lo bien que me hizo sentir, y lo añoro, no ha pasado un día en el que me duerma sin pensar en ello, los sueños que en un pasado tanto me gustaban, ahora son pesadillas que no me dejan en paz, no puedo estar tranquilo, todo me recuerda a esa persona, y los recuerdos no son precisamente malos, luego de todo, pese a todo, luego de que mis ojos se nublaran, vuelve a ser lo mismo, veo a esa persona, como la persona que un día ame, su sonrisa, todo, como si nunca hubiese ocurrido nada, intactos permanecieron sentimientos pese a todo, hace un tiempo, recordé una promesa que hice “esperare siempre, no importa” y ahora creo que se está cumpliendo, quiera o no, esa persona sigue ahí, pero hay algo, siempre hay algo, así fue que me di cuenta, de que hay algo, que ni el tiempo puede cambiar, hay algo que no puede sanarse, hay algo que no puede terminar nunca, hay algo que es perfecto, sí, perfecto, hay algo, siempre hay algo que hace que todo termine mal, siempre hay algo, ese sentimiento que a pesar de todo, nunca muera, hay algo en mi corazón que sigue vivo, hay algo, siempre hay algo que resulta dañado como consecuencia de un acto no planeado, siempre hay algo, siempre hay algo que no tiene cura, por eso hoy llorando y recordando escribo esto, porque siempre hay algo que te hace recordar, siempre hay algo que te hace volver. Siempre hay algo que queda roto, en trozos como aquel vaso de vidrio y sigue lastimando aunque pase el tiempo, hay algo que me dice que aún conservo ese sentimiento, que la extraño, aunque también hay algo, que me hace olvidar todo, hay algo que hace que comience de nuevo, hay algo, sé que hay algo…


 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: