¡Oh Irlanda!

Oh Irlanda! Tu mi hermosa Irlanda! Mi amiga, la que no me abandona jamás! Siempre estás allí, siempre que necesito de alguien, allí estás tú! Oh Irlanda! La de hermosos paisajes, la de hermoso cantar, la de ese tenue frío que siempre te acompaña, la de grandes sueños, ¡la de grandes historias! ¡Oh Irlanda! ¡Oh Irlanda! ¡Tan grande eres y tan pequeña es la distancia que nos aleja! ¡Oh Irlanda! ¡Oh Irlanda!

 Siempre en nuestras vidas hay momentos, en los que no tenemos razones para sonreir, tal día como hoy, siento que hoy fue un día para nada bueno, simplemente un día sin nada especial, mala noticia en la Universidad, decepción, y al llegar a mi casa mucha más tristeza y decepción junta. No hay forma de estar atento y prestar atención a lo que me dicen, siento que nada me importa hoy, siento que no quiero escuchar a nadie, siento que quiero estar sólo unas horas y dejar que pase el tiempo para así volverme a sentir bien de nuevo. Buscar y buscar, sin descanso la manera de volver a sentirte vivo, de volver a decirte a ti mismo “Mañana será un nuevo día, sonrie” pero nada de nada, no hay ganas ni para escucharnos a nosotros mismos, pero yo he encontrado una forma de volver a sentirme vivo cuando más lo necesite, y esa forma fue pensar en mis sueños, sí, pensar en ellos y pensar como será cuando sucedan, te llenas de una alegría inmensa de sólo pensar en las miles de cosas que harás cuando cumplas tus sueños, y ¿saben qué?, no hay ninguna posibilidad de que al pensar en tus sueñas sigas sintiendote mal, pues al fin y al cabo pienso que todos los seres humanos vivimos de sueños, lo que nos impulsa a vivir un día más de vida son nuestros sueños, o ¿crees que podríamos vivir sin sueños?, ¡yo digo que no! Todos, en el fondo, por más pequeño o grande que sea, por más díficil o fácil que sea, todos estamos llenos de sueños, y luchamos día a día para cumplirlos, por eso cuando me siento decaido y sin animos de nada, como hoy, pienso en mis sueños, ser un informático diferente, cambiar el mundo dando mi granito de arena, y ¡sé que puedo! Mi sueño es vivir en el país que amo, ese país es mi hermosa Irlanda y más que “sueño” prefiero llamarlo mi realidad! pues sólo me separan los años que me quedan de carrera universitaria!, amo su música, su frío clima, sus hermosos prados, su gente, su cultura, su historia, jamás había sentido tanto amor por un lugar y para nada me siento apatrida con el país en el que nací, pues mi casa no es este país, ¡mi casa es el mundo! Cada vez que la procrastinación me gana, escucho su música y pienso en mis metas y en que en un futuro cercano estaré allí cumpliendo mi sueño y siendo feliz, con un pensamiento así ¿quien no sigue adelante? Para mi está es la formula divina, los sueños son vida! ¿cuál es el tuyo?

 La cuestión está en que todos tenemos un sueño, y ese sueño nos impulsa a esforzarnos, a superarnos a nosotros mismos, y a luchar a diarío por cumplirlo, cada vez que estemos tristes, pensemos en nuestros sueños, pensemos en lo felices que algún día seremos, siempre disfrutando el ahora, pero pensando en el mañana.

¡Los invito a todos a compartir sus sueños!, pues recuerden que para eso vivimos, si no estudias lo que te gusta, si no trabajas lo que te gusta, ¿qué esperas para empezar a pensar en tu felicidad y luchar por lo que de verdad quieres? No hay límites, y recuerda, nada es imposible, ¡cambia tu mundo e intenta cambiar el mundo!

Bíonn gach tosú lag.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: