La ilusión de Dios

Me gustaría dar cabida como primera entrada oficial del mes de noviembre, con un tema que ya lleva bastante tiempo sonando y pues sentí la necesidad de hablar de ello acá. Ese tema es la religión, oh sí, eso que al ser humano se le enseña desde la niñez y al crecer, lo ve como una necesidad en su vida, así como lo es el comer, el beber, dormir, necesidades básicas al fin. La definición de religión según the Wikipedia es “La religión es una actividad humana que suele abarcar creencias y prácticas sobre cuestiones de tipo existencial, moral y sobrenatural”. Una vez entendido el concepto, empezaré a relatarles lo que fue mi evolución en el ámbito religioso; nací en una familia cristiano-católica, es decir, no tuve poder de elegir por mi mismo el camino espiritual que quería elegir, si es que quería alguno, como todo cristiano fui bautizado a pocos meses de nacer, a los 9 años hice la comunión, ni idea, sigo pensando que a esa edad veía todo como del lado divertido, igualmente sólo asistía por diversión y porque la sociedad me hizo ver que hacer la comunión es equivalente a ir a la escuela o beber agua y comer. A esa corta edad, jamás pensé más allá de lo que todos me decían (familia, escuela religiosa, iglesia). Pero una vez cumplidos los 14 años, creo que evolucione como persona, me di cuenta de que era totalmente distinto a mis demás compañeros en la secundaría, ellos preferían salir de fiesta, yo prefería quedarme en mi casa leyendo ese libro que tanto me atrapo; ellos hablaban de la música de moda, yo pensaba en lo que le vendría bien a mi composición de piano, en fin, fui totalmente distinto a todos ellos, y a su vez, mi razón de ser trascendido más allá de un Dios que lo creo todo, y eso dejo de ser la explicación de mi vida, pues para mi, no tenía sentido, ser tan simple, las cosas debían ser más complejas, y ese dios no se diferenciaba del ratón perez o de cualquier serie animada. Me dije a mi mismo que soy lo suficientemente racional y mi sentido común está más evolucionado que el de los demás, pensé. Pues, no me quedaba de otra, así lo quería. Sentí que mi capacidad de análisis crecía, y mi gusto por investigar el origen de las cosas, su razón y demás, fue muy grande. Al tiempo, me di cuenta que no tenía religión, que era totalmente ateo, pues también llegue a la conclusión de que el agnosticismo es equivalente al teísmo, es decir <creo en un dios, y sólo eso, no necesito más> y <no pienso que ese dios exista, pero tampoco digo que no exista>, es como estar en el limbo, es como tener un pensamiento no precisamente equilibrado, yo diría que más bien filosófico (casi religioso), y hasta hoy día, sigo investigando y mi ateísmo se ve mucho más fortalecido que hace 4 años, muchas cosas curiosas me han pasado desde entonces, desde dejar sin argumentos a todos mis profesores religiosos que intentaban humillarme por ser ateo, hasta enfrentarme a mis propias amistades en debates sin sentido que jamás terminaban bien. Un hecho curioso que ocurrió hace unos 10 meses atrás, en una discusión con una ex-amiga, ella me dijo “Tu no crees en dios, por eso eres así, a mi dios me perdona” , y yo momentáneamente me quede pensando “por eso eres así” y me dije ¿Cómo soy? ¿Un extraterrestre? ¿Un satánico?, no me considero nada de eso, hasta risa me dio. Y a su vez, me di cuenta de que los que creen en un dios, en parte creen en él por miedo a la realidad, en este caso a mi ex-amiga, su dios le funcionaba para olvidarse de sus cargas y no sentir culpa, mientras yo lucho para resolver mis propios problemas y vivir plenamente. Empecé a observar ese mismo patrón en mi familia, mis amigos, y todos los religiosos que me rodean, llegue a la conclusión de que la religión es muy útil para nosotros los ateos, nos sirve para diferenciar a la gente común de la gente que tiene un poder de razonamiento superior, libertar de pensamiento y sentido común. El día que ellos comprendan el porque no creen en los otros dioses, dejarán de ser creyentes!. Esto es lo que yo pienso, pues yo no creo, yo sé. Me gustaría vivir para ver como sería un mundo sin religión, pero sería soñar. Sólo espero que mis más cercanos amigos, se tomen un tiempo para pensar en el porque no creen en ratón perez y en las hadas, pero en dios sí. Gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: