Archivo de la categoría: Pensamiento

Retomando el blog

Tras mucho tiempo sin publicar nada, creo que ha llegado el momento de volver a usar este blog como un medio de expresión y un medio de comunicación hacia el mundo exterior, quizás tenga información mas especifica sobre algunos temas, todo lo que se me ocurra, lo publicare, sin darle mucha importancia a cosas que antes le prestaba mas atención. Empezare hablando de cosas que haré. Y de cosas que deje pendientes desde el año pasado, que ha cambiado muchísimo su rumbo. Nos leemos!

Todos los seres humanos tenemos algo en común, pertenecemos a algún lugar, venimos de algún sitio, nacemos en algún otro…

Últimamente por mi mente han pasado muchísimas ideas respecto a lo que me depara el futuro, me gusta palpar mis sueños con mi imaginación, hacerlos reales en mi cabeza, vivir mis sueños con antelación, y sentir como cada vez falta menos para que se cumplan. Sé que se cumplirán con eso no hay duda, pues sino fuese así, no estaría hablando de mi, dejaría de ser yo, estaría muerto. No describiré mis sueños, mis metas ni mis ideales aquí. Muchos pensarán que estoy loco, pero mis sueños me hablan, mis sueños me guían, mis sueños son mis mejores amigos, y son mis hermanos; y cuando tus sueños te dicen algo, debes escuchar con mucha atención, pues son los únicos momentos en los que estaremos hablando directamente con nuestro más profundo y recóndito pensamiento en nuestra mente. Simplemente cuando me dice que no pertenezco, es que es así, no pertenecemos a esté lugar. Cuando no nos sentimos cómodos estando en dicho lugar, sólo son nuestros sueños diciéndonos que no pertenecemos.

Desde hace muchos días atrás, estoy debatiendo sobre temas de política en el país, me siento muy atraído por la política, y sobre todo por los ideales políticos. La situación en Venezuela a pasado a ser de buena a decente, de decente a irregular, de irregular a mala, de mala a terrible, y de terrible a invibible, no sé si estoy exagerando, pero así lo veo yo, me crié acá, pero todo sentimiento te amor hacía Venezuela que halla tenido alguna vez, ya no existe, se desvaneció, claro el sentimiento hacía todos mis amigos, familia, hermanos y hermanas que conocí aquí jamás lo dejaré de sentir, pero el amor a está tierra desapareció; Caracas es la tercera ciudad más peligrosa del mundo, junto a ella en la lista se da las manos con Valencia, Barquisimeto, Ciudad Guayana y Maracaibo, con los años se ha ido decayendo, al contrario de muchos otros países progresistas, al contrario de muchos países latinoamericanos que a pesar de su situación con el pasar de los años van avanzando, aquí no. Venezuela, el país que nunca avanza. La inseguridad nos rodea, la economía no tiene palabra para describirse, la elite política pertenece al oficialismo y nada más. La gente, (no hablo de una forma general) esa gente que no tiene motivos reales para usar el cerebro, quizás no tengan la culpa por su mala educación, pero es triste saber que esa gente es la que predomina en la población venezolana, ensucian las calles, no respetan el idioma al usar modismos que se equiparan a alguien con problemas, no respetan su cultura, sus derechos, el infierno poblacional, se les podría acabar el mundo y aún seguiría sin importarle un bledo nada, con tal no les quiten sus vacaciones para ir a la playa y beber alcohol, seguirán fieles a su mal vivir.

Los jóvenes tenemos infinitos sueños, y tenemos derecho a cumplirlos, no dejes que los demás decidan por ti, no luches en una guerra sin motivo, no te mientas a ti mismo, y ve a cumplir tus sueños, si Venezuela no permite que su cumplan tus sueños como sucede con los mios, entonces ve y persíguelos en donde si puedas, si yo puedo tu también, quizás lo único que tenga de patriota sea el respeto hacía la gente buena que está acá, no lo sé, cada vez falta menos para que deje estás tierras y la gente que amo, sólo puedo decir que Venezuela no es mi hogar, mi hogar es el mundo.

Más allá de Venezuela

Cambiaré el Mundo

Mira a tu alrededor… toda esa gente
¿cuándo perdieron la sonrisa?

Me pregunto qué ha cambiado desde que soñaban
con ser mayores. ¿Qué nos ha pasado?
Sin saber cómo ni porque,
pasamos de ilusionarnos con los sueños
a olvidar sueños hechos meras ilusiones.

¿Quizá hemos dejado que el miedo nos venza?
No lo sé, pero si algo está claro,
es que aquello que nos mantiene vivos
es desvivirnos por lo que buscamos

Cada vez que sale el sol, nos despertamos
Lo mismo de cada día, mes y año.
Créeme, ninguna decisión es en vano.
Por una vez, dejemos que suceda lo inesperado.

Quitémonos el velo del pasado y caminemos.
Olvidemos por una vez nuestros miedos
y soñemos…

¿Cuánto hace que no cierras los ojos
y te impregnas en un un mar de acordes?
Observa cómo calan las gotas del pentagrama.
Cinco líneas de papel que salen a tu encuentro

Siente cómo se apropian de ti
y déjate cadenciar por su mensaje.
Síguenos en este camino empedrado
Atrévete a vivir a nuestro lado

Persiste, se constante, no abandondes, lucha
y si te equivocas… Suerte la tuya.
Quién pudiera equivocarse cada día,
reconocerlo, pedir disculpas.

Quién pudiera mejorar de esa manera.

Porque cuanto más caemos, más nos levantamos.
Porque cuanto más suframos, más aprenderemos.
Al fin y al cabo, amar es una forma de vida.
Diría que somos animales destinados a querernos,
admitámoslo, anhelar es un imperativo.

Hoy es el día que nunca pensaste que llegaría.
Hoy, la soledad no educa, pues en su lugar,
siempre estará la música.

Demuestra al mundo que puedes hacerlo mejor,
con menos medios y más dedicación.
No te equivoques, esta es tu generación.
.

No se trata de llevar la razón,
se trata de creer en ti mismo,
hacer de ti mismo haciendo de tu vida
un espectáculo de leyenda.

No confundas egoísmo con valentía,
dar lo mejor de ti mismo sin restricción alguna
es lo más glorioso que puedes regalarle al mundo.

Así que no te atrevas a dudar
del potencial que hay en ti…
¡Libéralo!

Se nos acabo el Año

Así como dice el titulo, se nos acabo el año, por eso quise dedicar está entrada al último día del año, hoy no escribiré sobre el mundo, hoy no relataré la triste y efímera felicidad(?). Simplemente haré un repaso por lo que fue el año 2012 para mi, un muy breve resumen numerado de todo lo que sucedió en mi vida:

1- El primero de Enero tome tanto que no recuerdo nada de lo que hice, empecé a ver el alcohol como algo desagradable, no he vuelto a tomar, espero no volver a hacerlo. 

2- Sábado tres de Febrero, tuve una reunión familiar en la que me sentí en familia de verdad, hacía años que no pasaba eso. 

3- Marzo, el peor mes que he tenido en mi vida, las decisiones más estúpidas que tome en lo que llevo de vida. 

4- Junio, el peor cumpleaños que he tenido en mi vida. 

5- Julio, dije la mayor cantidad de groserías que jamás un ser humano podría decir. (Aún te odio Oswell maldito con tu lógica inútil). 

6- Desde Septiembre hasta ahora, el peor semestre. Las peores notas. 

7- La peor “Navidad” que he tenido. 

8- La adopción de mi gata “Cleo” y mis serpientes “Nagini” y “Kasparov”. 

9- La muerte de mi Boa Nagini (mis esperanzas de crear una maquina de matar quedan en ti Kasparov). 

10- Hacer este blog, lo que significo algo muy positivo en mi.



Ahora me gustaría numerar en una pequeña lista los 5 libros que recomendaría de los muchos que leí este año:

1- Toda la Saga de Games of Thrones (George R. R. Martin)

2- It (Stephen King) 

3- Toda la Saga de The Hunger Games (Suzanne Collins) 

4- El tiempo que querría (Fabio Volo) 

5- Cólera y Azogue para Ailene (Miguel A. Carcelen) 



Ahora, la lista de mis 5 géneros de música favoritos(que cambiaron demasiado partiendo de que antes escucha metal nada más, como un idiota):

1- Lounge 

2- Bossa Nova 

3- Nu Jazz 

4- Electro Swing 

5- Indie 



Por último les dejo mis 5 canciones favoritas de este año, o las que más escuche:

 

1- L’Amour – Rouge Rouge

     

2- Coconut – Benny Sings

    

3- Zum Zum – Toco

   

4- Lady Fantasy – Camel

    

5- Is There a Ghost – Band of Horses

   

Viviremos en Paz…

Vivir en paz, el deseo de todo ser humano, en el fondo todos sabemos que hay cosas que nos molestan, ya sean grandes, como la inseguridad, los asesinatos a nivel mundial, violaciones, maltrato a la mujer, abuso infantil, al igual que las pequeñas cosas también pueden llegar a molestarnos, ya sea el sonido molesto que hace algún amigo golpeando un objeto con un lápiz, ya sean nuestros familiares, cualquier persona, sabemos que siempre hay algo sin importar lo grande o pequeño que sea, siempre hay algo que nos molesta, algo que no nos hace llegar a nuestra paz interna. Siempre hay algo… Así como hay algo que me molesta justo ahora, ¿de qué vale desear vivir en paz cuando somos parte del problema?, creo que para solucionar un problema primero tenemos que dejar de ser parte de él.

Hay una frase que últimamente me ha llamado muchísimo la atención, “Vive y deja vivir”; podría entenderse de muchas maneras, muchos puntos de vista y demás. Pero es la frase que se adecua perfectamente a lo que quiero expresar. A lo que quiero llegar es que muchas veces deseamos vivir en paz, pero solo pensamos en nuestra paz, jamás pensamos en la paz de los que nos rodean, de nuestros amigos, de nuestros familiares, de nuestros vecinos… Viviremos en paz cuando no haya maltrato hacía los animales, viviremos en paz cuando el dinero no lo sea todo, viviremos en paz cuando no demuestres tu ira/molestia que solo te incumbe a ti, hacía los que te rodean, acaso, ¿ellos tienen la culpa de tu molestia, es necesario que los hagas a ellos molestar también?, viviremos en paz cuando dejes de molestar a los demás por tu propia diversión, ¿te parece divertido que alguien te haga molestar, es necesario hacer molestar a los demás para que te sientas bien?, ¿te crees tan importante como para tener que hacer esto?, a veces me pregunto sobre el camino que estamos tomando los seres humanos, creo que no sabemos a donde nos dirigimos, los estereotipos sociales no lo son todo, siempre hay algo más, algo más importante, lo cual es nuestra propia naturaleza humana, en la cual me incluyo, ya que muchas veces paso a comportarme como el resto, quizás hasta forme parte de nuestra propia naturaleza. Sólo me gustaría creer que en muchos años más, habrán personas que se preocupen de verdad por vivir en paz, que su pensamiento no sea hipócrita, que entiendan que el mundo es un sistema, y simplemente somos una parte más de él, no lo somos todos, todos formamos uno solo, a nuestro modo claro está. Siendo este “modo” hoy día, el incorrecto para la época en la que vivimos, no estamos preparados para lo que estamos viviendo. Sueño que quizás, nuestros predecesores tengan conciencia, que se den cuenta del daño que nos estamos haciendo a nosotros mismos, puede que no todos tengamos la misma forma de pensar, puede que te caiga muy mal tu compañero de clases, pero, ¿es necesario que vivan juntos?, si viviéramos en paz, ni nos importará, si quieres vivir en paz, no cometas delitos, no trates a los demás por hipocresía, simplemente sé tu mismo, ¿tienes una religión?, ¿es necesario hacer una guerra por ello?, no todos somos iguales, puedes compartir tu forma de pensar con los que quieran, pero no los obligues, puedes amar a alguien más, pero no juegues con sus sentimientos, puedes estar rodeado de personas que no se adapten a tu forma de vida, que no te agraden, pero no es necesario que convivas de forma personal con ellas, ¿tienes amigos que son molestos y dejaron de agradarte?, simplemente no los saludes más, no seas hipócrita, no arruines tu paz solo por algo que pudiesen hacer los demás; o es que acaso no te gustaría vivir en paz… ¿Te imaginas vivir tu vida sin molestarte ni una sola vez?… Pienso que sería asombroso, sería vivir. Daría lo que fuese por al menos vivir 24horas sin que haya algo siquiera mínimo que me moleste. En está época en la que vivimos, es imposible, por eso escribo esto, quizás sea mucho soñar, pero en muchas años el sueño de vivir en paz pueda hacerse realidad. Mientras tanto, intentaré vivir en paz con los demás, sin importar si los que me rodean quieran vivir en paz o no, sólo me queda hacerlo con aceptación. Pues hay que luchar por nuestros sueños… ¿Será que somos capaces de simplemente vivir en paz?, o ¿cuantas religiones más tenemos que inventar?. 

¡Ya Llego La Navidad!

Sé que muchos dirán “Un ateo celebrando la navidad, ¿WTF?”.

Según la Real Academia Española, la navidad tiene significados bastante interesantes:

1. Natividad de Nuestro Señor Jesucristo.

2. Día en que se celebra.

Por un lado, tenemos el concepto que siempre conocí antes de tener uso de razón, es la “natividad de Nuestro Señor Jesucristo”, siempre pensé eso, y creo que la mayoría de nosotros, al vivir en una sociedad meramente religiosa, sin derecho a elección como dicen algunos. Desde nuestra más corta edad quizás lo más probable que recordemos sea al tan “famoso” “niño Jesús” que para ese entonces, sólo nos importaba porque nos daba regalos, ni sabíamos la razón especifica de ellos, pero como todos sabemos, engañar a un niño es la cosa más fácil del mundo. Hace un tiempo me dijeron en un tono muy amistoso y alegre, lo siguiente “Debes prepararte bien para recibir al Niño Dios en esta Navidad; pero no debes preocuparte por preparar la cena o algunos regalos, lo más importante para Dios es que LLENES TU CORAZÓN DE AMOR para celebrar el nacimiento de Cristo nuestro Salvador”.

Entonces yo me pregunto, ¿es necesario pensar que hay un ser “superior” renaciendo todos los años para así poder llenarnos de amor y compartir con las personas que más queremos nuestros mejores sentimientos?, ¿de verdad somos tan incapaces?. Para mi, la intención de esa frase no está para nada mal, puesto que siempre es bueno compartir y demás, pero el enfoque que se le da creo que no es el correcto, muchos pensarán que los ateos no hacemos nada en navidad, pero es todo lo contrario, nosotros aprovechamos esa época tan “especial” del año, hacemos casi lo mismo que el resto de católicos, compartir con nuestros amigos y familiares, salir, disfrutar de nuestro tiempo libre y dejar a la monotonía del día día a un lado. Sé que muchos de ustedes son católicos o tendrán alguna religión especifica, eso es lo de menos, pero muchas veces, estás personas dejan de celebrar está época del año como se les dicta en sus creencias, y sacan su naturaleza humana a flote para simplemente ser ellos mismos, como debe ser, disfrutar y compartir.

Tal concepto se adecua muy bien a la segunda definición que le da la RAE a la palabra “Navidad”, es la conceptualización perfecta, “día que se celebra”, sin más. Quizás la navidad hoy día se ha convertido en el mayor fenómeno mercantilista en nuestras sociedades, y hasta llega a convertirse en algo meramente hipócrita.

Lo único que puedo decir, es que aprovechemos estos pequeños días de descanso que nos ofrecen para salir y compartir con nuestros amigos y familiares más cercanos, disfrutar de buena comida, y llenarnos de nuevas metas y deseos por el año que se está acabando. Quizás por un momento debamos dejar de pensar que el hecho de tener un “árbol de navidad” en nuestras casas y demás costumbres, sean necesarias para vivir está época, y debamos empezar a buscar caminos más naturales, reales y que no sean simples excusas para compartir. Sé que somos más capaces que sólo eso.

Gracias.

Hay momentos

Hay momentos en los que los seres humanos nos caemos, nos rendimos porque no podemos ser felices, porque no encontramos la manera ideal de volver a sentir el calor de la felicidad, hay momentos en los que simplemente dejamos de sentir y nos convertimos en ghouls por así decirlo, seres que viven sus días por algún pensamiento profundo que saben que aún existe en su corazón, pero que no pueden sentirlo. El tiempo en el que nos sentimos así es indeterminado, pueden ser días, meses, años… La cuestión es que a muchos de nosotros nos suele suceder, no todos tenemos la suerte de vivir una vida sin traumas ni problemas a niveles mayores. Y sé que la mayoría de los que viven en países en vías de desarrollo, estos problemas son más comunes. Vivir pensando en el porque, en el cuando, de todos esos problemas, a veces olvidamos cuando llegaron, y jamás dejamos de preguntarnos el cuando terminaran, y cuando menos lo esperamos, nos damos cuenta de que quizás esos problemas se terminaron, pero no volvemos a ser los mismos, no volvemos a sentirnos igual, lo extrañamos, todo cambia. En mi caso, siento que quizás no tuve la infancia que la mayoría tuvo, que quizás me tocó vivir cosas que jamás un niño debería vivir, que aprendí a sobrevivir antes de tiempo, pero así fue. Durante toda mi vida, mis padres han tenido problemas, ahora se divorcian, sentía que las cosas iban de mal en peor, pero, ¿qué importaba?, igual ya estaba acostumbrado a resistir ese tipo de cosas, pero no fue así, la tristeza me llevo más allá. Hasta que me di cuenta que es mejor ignorar, es mejor no pensar en nada, nublar nuestro pensamiento y seguir adelante como si nada importase, hace un tiempo, un muy estimado profesor me dijo “Yo ignoró todos mis problemas, pues es la única manera de que dejemos de prestarles atención, y empezar a fijarnos más en lo que nos hace felices”. Pues de alguna manera eso fue lo que hice, ignorar mis problemas, por más ominosos y dolorosos que fuesen. Hace unos días atrás, empecé a sentirme humano de nuevo, la felicidad que me regodea es asombrosa, “la dulce calidez de la felicidad”, como me gusta llamarla, ni recordaba como era sentirla, es algo asombroso, me encanta. Mientras escribo esto, sin importar los problemas que tenga, me siento la persona más feliz del mundo, quizás con mi propia voluntad no lo hubiese logrado, así que mi hipótesis será que el amor es lo único que nos levanta de donde estemos, la alegría que siento es algo que pensé que había quedado en el pasado, hoy le doy gracias a todos los que de alguna forma u otra, aportaron un granito de arena, amigos, amigos, amigos que más que amigos son mis hermanos, profesores, y parte de mi familia, y sobretodo a esa persona, muchas gracias. Quizás esto en algún momento pueda ayudar a alguno de ustedes, o alguien que esté pasando por situaciones similares, al final de todo, siempre volvemos a sentir.

La ilusión de Dios

Me gustaría dar cabida como primera entrada oficial del mes de noviembre, con un tema que ya lleva bastante tiempo sonando y pues sentí la necesidad de hablar de ello acá. Ese tema es la religión, oh sí, eso que al ser humano se le enseña desde la niñez y al crecer, lo ve como una necesidad en su vida, así como lo es el comer, el beber, dormir, necesidades básicas al fin. La definición de religión según the Wikipedia es “La religión es una actividad humana que suele abarcar creencias y prácticas sobre cuestiones de tipo existencial, moral y sobrenatural”. Una vez entendido el concepto, empezaré a relatarles lo que fue mi evolución en el ámbito religioso; nací en una familia cristiano-católica, es decir, no tuve poder de elegir por mi mismo el camino espiritual que quería elegir, si es que quería alguno, como todo cristiano fui bautizado a pocos meses de nacer, a los 9 años hice la comunión, ni idea, sigo pensando que a esa edad veía todo como del lado divertido, igualmente sólo asistía por diversión y porque la sociedad me hizo ver que hacer la comunión es equivalente a ir a la escuela o beber agua y comer. A esa corta edad, jamás pensé más allá de lo que todos me decían (familia, escuela religiosa, iglesia). Pero una vez cumplidos los 14 años, creo que evolucione como persona, me di cuenta de que era totalmente distinto a mis demás compañeros en la secundaría, ellos preferían salir de fiesta, yo prefería quedarme en mi casa leyendo ese libro que tanto me atrapo; ellos hablaban de la música de moda, yo pensaba en lo que le vendría bien a mi composición de piano, en fin, fui totalmente distinto a todos ellos, y a su vez, mi razón de ser trascendido más allá de un Dios que lo creo todo, y eso dejo de ser la explicación de mi vida, pues para mi, no tenía sentido, ser tan simple, las cosas debían ser más complejas, y ese dios no se diferenciaba del ratón perez o de cualquier serie animada. Me dije a mi mismo que soy lo suficientemente racional y mi sentido común está más evolucionado que el de los demás, pensé. Pues, no me quedaba de otra, así lo quería. Sentí que mi capacidad de análisis crecía, y mi gusto por investigar el origen de las cosas, su razón y demás, fue muy grande. Al tiempo, me di cuenta que no tenía religión, que era totalmente ateo, pues también llegue a la conclusión de que el agnosticismo es equivalente al teísmo, es decir <creo en un dios, y sólo eso, no necesito más> y <no pienso que ese dios exista, pero tampoco digo que no exista>, es como estar en el limbo, es como tener un pensamiento no precisamente equilibrado, yo diría que más bien filosófico (casi religioso), y hasta hoy día, sigo investigando y mi ateísmo se ve mucho más fortalecido que hace 4 años, muchas cosas curiosas me han pasado desde entonces, desde dejar sin argumentos a todos mis profesores religiosos que intentaban humillarme por ser ateo, hasta enfrentarme a mis propias amistades en debates sin sentido que jamás terminaban bien. Un hecho curioso que ocurrió hace unos 10 meses atrás, en una discusión con una ex-amiga, ella me dijo “Tu no crees en dios, por eso eres así, a mi dios me perdona” , y yo momentáneamente me quede pensando “por eso eres así” y me dije ¿Cómo soy? ¿Un extraterrestre? ¿Un satánico?, no me considero nada de eso, hasta risa me dio. Y a su vez, me di cuenta de que los que creen en un dios, en parte creen en él por miedo a la realidad, en este caso a mi ex-amiga, su dios le funcionaba para olvidarse de sus cargas y no sentir culpa, mientras yo lucho para resolver mis propios problemas y vivir plenamente. Empecé a observar ese mismo patrón en mi familia, mis amigos, y todos los religiosos que me rodean, llegue a la conclusión de que la religión es muy útil para nosotros los ateos, nos sirve para diferenciar a la gente común de la gente que tiene un poder de razonamiento superior, libertar de pensamiento y sentido común. El día que ellos comprendan el porque no creen en los otros dioses, dejarán de ser creyentes!. Esto es lo que yo pienso, pues yo no creo, yo sé. Me gustaría vivir para ver como sería un mundo sin religión, pero sería soñar. Sólo espero que mis más cercanos amigos, se tomen un tiempo para pensar en el porque no creen en ratón perez y en las hadas, pero en dios sí. Gracias.

¡Oh Irlanda!

Oh Irlanda! Tu mi hermosa Irlanda! Mi amiga, la que no me abandona jamás! Siempre estás allí, siempre que necesito de alguien, allí estás tú! Oh Irlanda! La de hermosos paisajes, la de hermoso cantar, la de ese tenue frío que siempre te acompaña, la de grandes sueños, ¡la de grandes historias! ¡Oh Irlanda! ¡Oh Irlanda! ¡Tan grande eres y tan pequeña es la distancia que nos aleja! ¡Oh Irlanda! ¡Oh Irlanda!

 Siempre en nuestras vidas hay momentos, en los que no tenemos razones para sonreir, tal día como hoy, siento que hoy fue un día para nada bueno, simplemente un día sin nada especial, mala noticia en la Universidad, decepción, y al llegar a mi casa mucha más tristeza y decepción junta. No hay forma de estar atento y prestar atención a lo que me dicen, siento que nada me importa hoy, siento que no quiero escuchar a nadie, siento que quiero estar sólo unas horas y dejar que pase el tiempo para así volverme a sentir bien de nuevo. Buscar y buscar, sin descanso la manera de volver a sentirte vivo, de volver a decirte a ti mismo “Mañana será un nuevo día, sonrie” pero nada de nada, no hay ganas ni para escucharnos a nosotros mismos, pero yo he encontrado una forma de volver a sentirme vivo cuando más lo necesite, y esa forma fue pensar en mis sueños, sí, pensar en ellos y pensar como será cuando sucedan, te llenas de una alegría inmensa de sólo pensar en las miles de cosas que harás cuando cumplas tus sueños, y ¿saben qué?, no hay ninguna posibilidad de que al pensar en tus sueñas sigas sintiendote mal, pues al fin y al cabo pienso que todos los seres humanos vivimos de sueños, lo que nos impulsa a vivir un día más de vida son nuestros sueños, o ¿crees que podríamos vivir sin sueños?, ¡yo digo que no! Todos, en el fondo, por más pequeño o grande que sea, por más díficil o fácil que sea, todos estamos llenos de sueños, y luchamos día a día para cumplirlos, por eso cuando me siento decaido y sin animos de nada, como hoy, pienso en mis sueños, ser un informático diferente, cambiar el mundo dando mi granito de arena, y ¡sé que puedo! Mi sueño es vivir en el país que amo, ese país es mi hermosa Irlanda y más que “sueño” prefiero llamarlo mi realidad! pues sólo me separan los años que me quedan de carrera universitaria!, amo su música, su frío clima, sus hermosos prados, su gente, su cultura, su historia, jamás había sentido tanto amor por un lugar y para nada me siento apatrida con el país en el que nací, pues mi casa no es este país, ¡mi casa es el mundo! Cada vez que la procrastinación me gana, escucho su música y pienso en mis metas y en que en un futuro cercano estaré allí cumpliendo mi sueño y siendo feliz, con un pensamiento así ¿quien no sigue adelante? Para mi está es la formula divina, los sueños son vida! ¿cuál es el tuyo?

 La cuestión está en que todos tenemos un sueño, y ese sueño nos impulsa a esforzarnos, a superarnos a nosotros mismos, y a luchar a diarío por cumplirlo, cada vez que estemos tristes, pensemos en nuestros sueños, pensemos en lo felices que algún día seremos, siempre disfrutando el ahora, pero pensando en el mañana.

¡Los invito a todos a compartir sus sueños!, pues recuerden que para eso vivimos, si no estudias lo que te gusta, si no trabajas lo que te gusta, ¿qué esperas para empezar a pensar en tu felicidad y luchar por lo que de verdad quieres? No hay límites, y recuerda, nada es imposible, ¡cambia tu mundo e intenta cambiar el mundo!

Bíonn gach tosú lag.

Lo que yo esperaba

A día de hoy, 7 de Octubre de 2012, se realizarón en Venezuela las elecciones presidenciales, el que resultará electo estaría en el cargo ejecutivo por un periodo de 6 años, es decir hasta el año 2019.

Me levante a las 5:00am, sólo había dormido dos horas por los nervios, pero con muchas ganas me levante con alegría para ir a votar, puesto a que no habían camionetas de pasajeros a esa hora en la vía decidi irme caminando, un largo camino, pero no me importo, la alegría de ir a ejercer mi derecho al voto por un futuro mejor para Venezuela valía la mayor de las penas, llegue a mi respectivo centro de votación a las 5:30am, busque mi nombre en la lista, y procedí a hacer la cola, no habían muchos, 10 personas cuando mucho, a las 6:10am abrieron y todos muy felizmente procedimos a celebrar nuestras ganas por un país mejor a través del voto.

Luego de votar, sientes que cumpliste tu parte, ahora le corresponde al país hacer la suya, horas y horas de espera angustiosa, horas y horas pensando en los cambios y el lavado de cara que un país tan inmesanmente rico podría tener en los futuros años, imaginandome como se aprovecharían de una buena vez esos recursos que tenemos, por algo somos uno de los países más ricos en crudo del mundo; se respira esperanza, las caras de la gente no tienen descripción, una sonrisa de alegría que a su vez te hace pensar en el futuro que vendrá, sin más que extender, es simplemente alegría pura. Te imaginas una Venezuela sin los problemas que hemos estado teniendo, puesto que sabes que ahora si se tomarán esos problemas en cuenta, porque la “patria” no es lo único que importa, a mi parecer, no hay patria mientras mueran Venezolanos todos los días y no haya una preocupación del estado por ello, para mi, eso no es patria.

Tras las horas de espera, a horas de la noche empiezan los rumores interminables que el candidato “X” ganó y que el candidato “Y” ganó por tal porcentaje de votos, se nota la angustia y desesperación, la esperenza no ha muerto, todos atento, escuchando la radio, la televisión… Luego de unas horas más, todos atentos, Tibisay tras la épica baranda junto al demás equipo del cne, empieza con las habladurías iniciales, toma agua, los nervios se incrementan, y…. El Golpe, el nuevo presidente de Venezuela para el siguiente periodo será…. Hugo Rafael Chavez Frias.

Sus palabras fueron como una estaca, no hay mejor descripción, la decepción y la tristeza se hicieron ver de inmediato, la rabia…

54% de los Venezolanos que votarón, lo hicieron por él, más de 7 millones de personas, eso me hace pensar, ¿en donde estaban esas 7 millones de personas cuando anunciaban por televisión las cientas y cientas de muertes que ocurren cada semana? ¿en donde estaban esas personas cuando el titular del periodico ponía “Venezuela paga la deuda externa Argentina?, todo esto mientras niños mueren de hambre, mientras a personas que pusieron su esfuerzo y le echaron bolas para seguir adelante le expropiaban sus empresas por el bien del “pueblo”… 14 años de presidencia en los cuales se han visto más cosas malas que buenas, 14 años son demasiados, y creen que en 6 van a lograr revindicarse y rehacer el país soñado. Ellos responden “SÍ” como si de simios sin cerebro se tratase, tuve la oportunidad de dialogar con algunos y sus respuestas fueron “Venezuela necesita gente que la quiera” – Gente que la quiera de verdad es la que quiere un progreso de verdad, la que sabe que no se necesitan 19 años de presidencia para hacer algo por la calidad de vida de los venezolanos. Otras respuestas fueron algo como “No volveran ladrones” , eso simplemente no merece respuesta, un ser humano así es obvio que su educación fue un asco, que jamás en su vida ha leido, y que es un fanatico sin más. Repulsión provocaron en ese 44% del país que pensaba que podríamos vivir mejor que con 50 misiones “bolivarianas”.

Eso no era lo que esperabamos, lo que yo esperaba era un cambio, ¿14 años de lo mismo?, Jamás, Venezuela necesita un lavado de cara, un cambio de esperanza, que su gente no tenga que tener miedo a todas horas por si los van a robar o matar, miedo de que algo les pase a sus familias, miedo de que a día de mañana expropien su empresa por el bien del pueblo, miedo de que expropien el banco en el que deposita sus ahorros y pierda su dinero. Una persona merece vivir mejor, y eso fue lo que muchos pensamos, “LOS VENEZOLANOS MERECEMOS VIVIR MEJOR”, pero tras todo esto, veo que me equivocaba, esos venezolanos que quieren 6 años más de inflación y muerte le demostraron al mundo que merecen a un Presidente igual que ellos. Sin más nada que acotar, perdí toda la esperanza que tenía en este país, ya no creo que se pueda salvar mientras más de la mitad de sus habitantes sean retrogradas. El que se quiera quedar luchando otros 6 años más, que lo haga, que en mi opinión es una lucha interminable, puesto que el Gobierno controla el país entero y es capaz de ensuciar más de un plato para lograr lo que quiera, sólo queda esperar las siguientes elecciones y volver a rezar.

 

Para mi, la juventud es el tesoro más grande que los seres humanos tenemos, es ese tiempo de disfrute, no es tiempo de tener miedo por todo, no es tiempo de sufrimiento, es tiempo de oro que debemos disfrutar, me iré del país apenas termine mis estudios, a vivir en un país en donde puedo estar tranquilo a todas horas, expresarme donde quiera sin miedo a que un ente mayor me censure por no ser “revolucionario”, en donde pueda crecer como persona y superarme sin miedo a que el estado me expropie mis logros para darle al otro y que así todos seamos iguales. Esa es mi opinión, suerte a todos! Todos tenemos un camino en la vida! Y recuerda que los locos que pensamos que podemos cambiar el mundo somos los únicos que logramos hacerlo!

Todos Merecemos vivir felices y tranquilos!