Apartados

Todos los seres humanos tenemos algo en común, pertenecemos a algún lugar, venimos de algún sitio, nacemos en algún otro…

Últimamente por mi mente han pasado muchísimas ideas respecto a lo que me depara el futuro, me gusta palpar mis sueños con mi imaginación, hacerlos reales en mi cabeza, vivir mis sueños con antelación, y sentir como cada vez falta menos para que se cumplan. Sé que se cumplirán con eso no hay duda, pues sino fuese así, no estaría hablando de mi, dejaría de ser yo, estaría muerto. No describiré mis sueños, mis metas ni mis ideales aquí. Muchos pensarán que estoy loco, pero mis sueños me hablan, mis sueños me guían, mis sueños son mis mejores amigos, y son mis hermanos; y cuando tus sueños te dicen algo, debes escuchar con mucha atención, pues son los únicos momentos en los que estaremos hablando directamente con nuestro más profundo y recóndito pensamiento en nuestra mente. Simplemente cuando me dice que no pertenezco, es que es así, no pertenecemos a esté lugar. Cuando no nos sentimos cómodos estando en dicho lugar, sólo son nuestros sueños diciéndonos que no pertenecemos.

Desde hace muchos días atrás, estoy debatiendo sobre temas de política en el país, me siento muy atraído por la política, y sobre todo por los ideales políticos. La situación en Venezuela a pasado a ser de buena a decente, de decente a irregular, de irregular a mala, de mala a terrible, y de terrible a invibible, no sé si estoy exagerando, pero así lo veo yo, me crié acá, pero todo sentimiento te amor hacía Venezuela que halla tenido alguna vez, ya no existe, se desvaneció, claro el sentimiento hacía todos mis amigos, familia, hermanos y hermanas que conocí aquí jamás lo dejaré de sentir, pero el amor a está tierra desapareció; Caracas es la tercera ciudad más peligrosa del mundo, junto a ella en la lista se da las manos con Valencia, Barquisimeto, Ciudad Guayana y Maracaibo, con los años se ha ido decayendo, al contrario de muchos otros países progresistas, al contrario de muchos países latinoamericanos que a pesar de su situación con el pasar de los años van avanzando, aquí no. Venezuela, el país que nunca avanza. La inseguridad nos rodea, la economía no tiene palabra para describirse, la elite política pertenece al oficialismo y nada más. La gente, (no hablo de una forma general) esa gente que no tiene motivos reales para usar el cerebro, quizás no tengan la culpa por su mala educación, pero es triste saber que esa gente es la que predomina en la población venezolana, ensucian las calles, no respetan el idioma al usar modismos que se equiparan a alguien con problemas, no respetan su cultura, sus derechos, el infierno poblacional, se les podría acabar el mundo y aún seguiría sin importarle un bledo nada, con tal no les quiten sus vacaciones para ir a la playa y beber alcohol, seguirán fieles a su mal vivir.

Los jóvenes tenemos infinitos sueños, y tenemos derecho a cumplirlos, no dejes que los demás decidan por ti, no luches en una guerra sin motivo, no te mientas a ti mismo, y ve a cumplir tus sueños, si Venezuela no permite que su cumplan tus sueños como sucede con los mios, entonces ve y persíguelos en donde si puedas, si yo puedo tu también, quizás lo único que tenga de patriota sea el respeto hacía la gente buena que está acá, no lo sé, cada vez falta menos para que deje estás tierras y la gente que amo, sólo puedo decir que Venezuela no es mi hogar, mi hogar es el mundo.

Más allá de Venezuela

Anuncios